EN VIVO
Basquet InternacionalBasquet NacionalEfeméridesINTERNACIONALNoticias de última hora

BASQUET 🏀 – 19 años de un partido inolvidable para el básquet argentino.

Argentina vencía a Estados Unidos y rompía el invicto norteamericano de 10 años y 58 triunfos con jugadores NBA.

Como en el Mundial de Indianápolis 2002, cuando la selección Argentina propinó la primera derrota para un equipo de Estados Unidos conformado por jugadores NBA, Estados Unidos quedó por fuera de las finales de China 2019.

La fiesta estaba preparada para que Estados Unidos recuperara en casa el título mundial. Por primera vez, los creadores del baloncesto acogían el máximo torneo de baloncesto de naciones, Indiana fue la ciudad elegida para el desarrollo del evento.

Si bien el equipo dirigido por George Karl, no tenía en su nómina a los mejores jugadores NBA del momento: Jason Kidd, Tracy McGrady, Kobe Bryant, Tim Duncan, Vince Carter, Shaquille O´neal o Kevin Garnett, contaba con una nómina de lujo conformada por: Michael Finley, Elton Brand, Baron Davis, Shawn Marion, Reggie Miller, Jermaine O’Neal, Paul Pierce, Ben Wallace, Anthony Davis, Andre Miller, Jay Williams y Raef Lafrentz (inexplicablemente).

Tras una primera ronda superada con victorias ante Argelia (110-60), Alemania (104-87) y China (65-84), los norteamericanos enfrentaron en la segunda ronda a Nueva Zelanda, Rusia y Argentina. El primer juego, ante Rusia, fue sencillo y terminó 106-82 con victoria para el USA Team; el segundo, ante Nueva Zelanda, resulto más fácil: 110-62. El último partido era ante Argentina.

Desde el Sur del continente americano llegaba el tercer rival de la segunda ronda: una selección conformada por jugadores como: Juan Ignacio Sánchez, Andrés Nocioni, Emanuel Ginóbili, Alejandro Montecchia, Fabricio Oberto, Luis Scola, Leo Gutiérrez, Lucas Victoriano, Hugo Sconochini, Gabriel Fernández, Rubén Wolkowisky y Leandro Palladino.

El duelo, en el papel, era uno más en el calendario. Un equipo sin tradición, ante la máxima potencia del mundo. Además, las cifras indicaban que desde los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, cuando Estados Unidos decidió convocar a las estrellas de la NBA para disputar las competiciones internacionales, nadie había podido vencerlos (58 juegos). Las estadísticas están hechas para romperse.

El partido, llevado a cabo el 4 de septiembre de 2002 en el Conseco Fieldhouse (hoy Bankers Life Fieldhouse), casa de los Indiana Pacers, fue una clase de entrega, talento y corazón de los argentinos. Se fue al descanso con marcador parcial de 53-37 a favor de Argentina. En Estados Unidos había confianza de remontada pero el joven equipo liderado por un tal Emanuel Ginóbili, estaba listo para sorprender al mundo.

Al terminar el tercer cuarto, el marcador era 68-60, un botín que tenían que administrar los suramericanos en el último parcial del juego. Argentina nunca perdió el comando y supo contrarrestar la arremetida de Paul Pierce (22 puntos) y sus compañeros. Los dirigidos por Rubén Magnano mantuvieron el control y el juego terminó con victoria para Argentina 87-80.

El mundo del deporte enloqueció tras el acontecimiento y la prensa lo registró a su manera. El Mundo (España) tituló: “EE.UU. sufre la mayor deshonra de su baloncesto”; El País (España) publicó: “Argentina destroza el mito de la NBA”; The New York Times (Estados Unidos): “Una derrota inevitable”; Le Temps (Francia), concluyó: “Por primera vez en la historia del baloncesto mundial, Estados Unidos puede tener todo que perder”.

El resto de la Copa Mundial fue historia: Estados Unidos, destrozado, tuvo dos derrotas más al caer ante Yugoslavia (cuartos de final) y España, en el partido por el quinto lugar; Argentina, por su parte, vencería a Brasil y Alemania, para perder la final con Yugoslavia.

Aquel 4 de septiembre de 2002, no solo ganó Argentina en casa de Estados Unidos. Aquel 4 de septiembre de 2002, cayó un mito: los jugadores de NBA, admirables e intratables, no eran invencibles. También eran vulnerables. Aquel 4 de septiembre de 2002 el baloncesto internacional nunca más volvió a ser el mismo.

Este miércoles 11 de septiembre, Estados Unidos fue superado por Francia, y repite la historia. Los norteamericanos vieron como las máximas estrellas de la NBA le bajaron el pulgar a la Copa Mundial y un talentoso equipo galo los dejó por fuera de los cuatro primeros lugares, por primera vez desde 2006. Francia enfrentará a Argentina por las semifinales de la Copa Mundial China 2019. Estados Unidos, volvió a caer, como en aquel septiembre de 2002, cuando descubrimos que los jugadores de la NBA, después de todo, son vulnerables.

Guillermo López

Creador, Productor y Conductor de Libre Directo Estudiante de Periodismo Deportivo Mi Pasión es contarte el Deporte

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba